Y así será siempre …

Share Button

… mientras los niños sean alegres, inocentes e insensatos.

Os suena??
Así acaba el cuento de Peter Pan y Wendy, el cual en su día fue una obra de teatro, antes de ser un libro.

La figura de Peter Pan, clásico de los clásicos de la literatura infantil, es lo que ha inspirado el tema de hoy.

Quien no ha visto la peli de Disney, verdad? Se  rodó en 1953, telaa!!, pero fijaos que ya en 1924 se rodó una pelicula muda sobre el relato.

Desde que leí hace ya tiempo, una entrevista que concedió Ana María Matute, vengo dándole vueltas a este asombroso personaje y al de Peter también… 🙂

Tras leer el libro, cosa que os recomiendo, no me extraña que sea una figura tan contemporánea e inspiradora.

Cine, teatro, música, … han tenido como protagonista a este niño que no quiso crecer.

Sabíais que en 1929, James Matthew Barrie cedió los derechos de autor sobre Peter Pan a un Hospital Infantil, el Great Ormond Street?

Imagino , que no llegó a conocer las dimensiones de su regalo.

Lo que he descubierto es que nuestro personaje de hoy, tiene un antepasado mitológico!!!

Pan.

Semidios griego, de los bosques, pastores y rebaños. Era curandero, cazador y músico. Puede que fuera hijo de Hermes ( mensajero de los dioses) y de una ninfa.

Collage Pan y Xochipilli

Resulta que era bastante “brutico·. Vivía libre por los bosques asustando a los hombres que pretendían acceder a ellos,  además de ir correteando detrás de las féminas con las que se cruzaba. Se podría decir que tenía las hormonas a flor de piel!  Jjajaa

Pan, un día se nos enamoró, pero como era un poco salvaje asustó a su chica y al ver que se lanzaba sobre ella, pidió ayuda a la diosa  del   río. La cosa es que — no se porqué — el modo que tuvo de protegerla fue convertir a Siringa en cañas del río. En lugar de abrazar a su guapa ninfa, se quedó abrazando a un montón de cañas…… el pobre.

Pan se quedó sin plan y fue así como se le ocurrió crear un nuevo instrumento. Una flauta de nueve cañas en paralelo, de largos distintos conocida como Siringa ( aquí la conocemos más con el nombre de Zampoña). La fabricó y no dejaba de tocarla. De esa manera no se  separaría jamás de su ninfa.

De la misma forma que Pan, me despido. Con música para el alma, canturreando un tema de Pedro Guerra que he desempolvado para la ocasión: «Peter Pan».

 

Feliz día!

firma blog[1]

 

Share Button

2 comentarios sobre “Y así será siempre …

  1. Gracias por ese relato tan bonito…quiero más!!!…Todos hemos querido ser alguna vez como Peter…y algunos nos hemos quedado en Garfio!!!… Necesito más información de ese tal Pan…en los bosques?…, ermitaño?…, arisco?…, antisocial?…perseguidor de féminas?…¿ Hay alguien así?…. Más datos!!!…Como sabes…los piratas como yo nos alimentamos de personajes como ese….¡o lo intentamos!… ¿Qué tal si en otro momento escribes sobre mí maestra? Un pirata simple, básico, malhumorado, con las ideas claras y un único sueño….¡¡¡Acabar con Peter Pan!!! 😉

    1. Es genial que hasta al mismísssimo Capitán Garfio le haya gustado el post!
      Jamás lo hubiera imaginado… jjjaaa

      No puedo más que complacer a mis lectores y si es deseo de Hook, un post dedicado en exclusiva a él, así será!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *